Blog

A POR EL ROSCÓN...

Sí, aún quedan los Reyes. La última celebración y la más entrañable de la Navidad por la ilusión de los pequeños y porqué no decirlo, de los mayores también. Es la rerunión que más me gusta. La emoción de la noche de Reyes es única, es mágica.

Y a parte de todo, lo que toca es el Roscón. Ánimo, es el último paso antes de ponernos a dieta en Enero. El Roscón es una de las recetas más tradicionales, de las que todos esperamos con gran impaciencia. Los hay de mil formas y sabores: el clásico, de hojaldre, con gluten, sin lactosa, de chocolate, con nata, con crema...Es difícil elegir. Y qué me dicen del regalo, este año incluyen hasta lingotes de oro...

No les voy a dar la receta casera del Roscón porque eso se lo dejo a los profesionales, pero sí les diré que el clásico es el que más se disfruta porque nos recuerda a nuestra niñez. Algunos expertos dicen que un producto tan bueno, con el aroma de azahar tan característico y recién horneado ¿por qué añadirle más cosas?. Lo que si les recomiendo son los Roscones de Pastelería Éboli en Pastrana. En su obrador elaboran mil delicias, pruébenlo y no dejen de acompañarlo con vino dulce, crema de orujo, orujo de hierbas o un cava, para brindar por un buen fin de fiesta.

¡FELICES REYES!

(¡Ojalá que nunca perdamos la ilusión!)

<< Go back to the previous page