Blog

BUEN AÑO DE NIEVE

Esta nueva ola de frío nos ha traido de nuevo una estampa blanca preciosa. Los refranes son la sabiduría popular y por eso el "año de nieves, año de bienes..." nunca falla.

El agua siempre es buena para el campo, pero si es recibida en forma de nieve los beneficios se multiplican. Aparte de  los innegables recursos hídricos, ayudará a la planta al correcto desarrollo del nuevo ciclo. Con el deshielo la absorción de agua es más lenta y paulatina que con las lluvias, sobre todo si son torrenciales. La nieve no erosiona el terreno y la viña no sufre ningún daño, el agua se va empapándo y se filtra la humedad con un aprovechamiento más efectivo y duradero.

Además la nieve se convierte en el mejor antiséptico porque limpia la madera de los hongos y bacterias que  anidan en su interior y también es un poderoso cicatrizante de las heridas provocadas por la poda.

Durante el invierno, la viña se encuentra en parada vegetativa y la nieve asegura un beneficioso reposo que reduce el impacto de futuras plagas y retrasa la brotación hasta el momento más adecuado.

Un invierno frío es para el campo, y concretamente para el viñedo, toda una garantía de calidad para una buena campaña. Así que ... qué nieve!!!

<< Go back to the previous page