Blog

CONSERVACIÓN DE LA UVA DE MESA

Llegadas las uvas al almacén, pueden ser conservadas o no durante un tiempo más o menos largo antes de embalarlas para el transporte. En España no se acostumbra a conservar las uvas a largo plazo. En mi casa siempre se han conservado hasta Navidad, teniendo que hacer una selección de ellas para fin de año.

El sistema doméstico de conservación de la uva consiste en la cuelga de racimos, con este procedimiento los granos se pasifican más o menos y pierden belleza, aunque queden sanos y gustosos. Los almacenes han de estar ventilados moderadamente, la temperatura debe ser relativamente baja y a ser posible constante. Para conservar el fruto durante más tiempo en un almacén, éste deberá ser oscuro, con una temperatura de entre 8-12ª y con una humedad constante. Estas condiciones especiales se logran con muros y puertas dobles, ventanillos de cristal y contraventana para ventilación en días y horas oportunos.

Con mayor perfección y procurando conservar el racimo bien fresco y con el raspón o escobajo verde se utilizan vasitos o frasquitos con agua a la que se añade un poco de polvo de carbón vegetal para evitar, en lo posible, la putrefacción.

<< Go back to the previous page