Blog

CRIANZA EN MADERA

Se realiza en barricas de roble. La que se lleva a cabo en roble francés consigue vinos suaves y elegantes. El roble americano proporciona caldos más duros.
La fase de oxigenación del vino en el interior de la barrica de roble consigue la destrucción de los antocianos, que son los responsables del color que tiene el vino en su origen. Por eso los vinos tintos pasan del rojo violáceo de su juventud a un color teja de los vinos madurados. Además se consigue una mayor suavidad del vino por la condensación de los taninos.
La materia traspasará alguno de sus componentes al vino durante esta fase. Este es el caso de los taninos y de los aldehídos. Éstos influirán en el aroma y el sabor del vino.
Un exceso de tiempo de envejecimiento estropeará hasta el mejor vino porque le hará perder su color y le aportará demasiados aromas y taninos a la madera. Además hará que termine oxidándose fatalmente.

<< Go back to the previous page