Blog

DISFRUTAR LA MÚSICA Y EL VINO

El vino y la música han estado estrechamente ligados en la historia de la Humanidad. El arte de disfrutar bebiendo vino está más veces de lo que imaginamos al alcance de nuestros bolsillos; además se adquiere con una madurez. Basta con ir adiestrando poco a poco el paladar y tener cierto olfato. A todo esto añadiremos un buen maridaje sonoro para hacer las delicias de una velada sin precedentes. Solos o en compañía, el placer de abrir una botella de vino, dejarla reposar y elegir la música apropiada. Todo este ambiente se convierte en un ritual cargado de simbología para el deleite de nuestros sentidos a través de nuevas sensaciones.
La música afecta a la percepción de otros sentidos y puede cambiar el saber que sentimos del vino, según el tipo de sonidos que escuchemos en ese momento. Además hay una música indicada para disfrutar mejor cada vino. La música estimula áreas específicas del cerebro, preparándolo para que responda de cierta manera ante el vino y favorezca su paladar.
Así que levante la mano quien no haya acompañado el maridaje de ese vino que tanto le gusta con su disco preferido. Es un plan 10.

<< Go back to the previous page