Blog

EL TAMAÑO DE LA BOTELLA DE VINO

En cuanto a su capacidad, es posible encontrar vinos en tamaños mayores o menores que los 75 el habituales. Magnum, Jeroboam o Matusalem.
Cabe destacar que el vino se conserva y evoluciona mucho mejor en botellas de mayor tamaño, debido a que la proporción de vino que entra en contacto con el aire que ha quedado encerrado en la botella es menor.
Pero también puede ser de gran utilidad contar con algunas medias botellas para aquellas ocasiones en las que se desee tomar sólo una o dos copas, o en el caso de algunos vinos de postre, que son tan dulces y grasos que una botella pequeña es suficiente para todo un grupo de personas.
Si exceptuamos estos vinos dulces, con gran capacidad de guarda debido al azúcar además del alcohol, la mayoría de botellas de formato pequeño deben consumirse inmediatamente a su compra.
En términos generales, es mucho mejor decantarse por el tamaño habitual o, si es posible, por el mayor.
Las grandes botellas almacenan mejor el vino y están muy bien para las celebraciones con grupos numerosos de personas, pero se trata de botellas muy incómodas de manejar y que no siempre resultarán fáciles de encontrar en el mercado, pues son pocos los distribuidores al público que comercializan estos tamaños de forma regular.

<< Go back to the previous page