Blog

EL VINO COMO INSPIRACIÓN LITERARIA

Desde el principio de los tiempos, el vino ha inspirado a escritores de todas las corrientes literarias y latitudes. Las referencias se suceden en los grandes clásicos de la antigüedad: de la Biblia a las Mil y una noches, sin olvidar el vino heroico o terrible de la tragedia griega o las múltiples referencias en la literatura latina. El vino también salpicó los textos medievales, y adquirió un protagonismo inesperado en el Siglo de Oro español, entre el grácil Renacimiento y el exuberante Barroco. Las comedias y tragedias shakesperianas respiraron vino, y en el atormentado Romanticismo se presentó como un ardiente compañero de pasiones y demonios. El Modernismo le despojó de la intensidad romántica y cantó a su sensualidad con maestría. Fue simbólico en los malditos, melancólico en Virginia Woolf, inflamado en Neruda, realista en Unamuno o Baroja, fiero en Alberti, salvajemente metafórico en Miguel Hernández y hasta marciano en Bradbury. Y condenadamente evocador…eso siempre!.


Texto extraído de prensa.

<< Go back to the previous page