Blog

FUERA TÓPICOS: EL VINO NO ENGORDA.

El vino, la cerveza y combinados, siempre se han catalogado como un peligro si queremos hacer dieta. La razón, las calorías proporcionadas por el alcohol. Según los últimos estudios publicados no hay una evidencia científica que soporte la idea de que el alcohol del vino engorda. No todas las calorías son iguales, ni todos los alimentos engordan del mismo modo. El alcohol del vino no nos hace engordar si no vá acompañado de carbohidratos. Sin embargo, la cerveza engorda por su procedencia de la malta, un hidrato de carbono refinado que engorda por sí solo, de ahí la "barriga cervecera".

El vino es "cero" engordante si lo consumimos como bebida para tomar entre horas. En las comidas, el vino no engorda por sí solo, sino por lo que lo acompañes. Una comida desproporcionada y falta de ejercicio, provoca un aumento de peso, pero no por la acción del vino. Dieta saludable y consumo moderado de vino, es lo correcto. Así no habrá médico que no recomiende beber dos copas de vino al día, reduciendo con ello un 30% las posibilidades de padecer obesidad. El vino ayuda a eliminar la grasa, actúa como antioxidante y con un consumo adecuado, no se te subirá a la cabeza y te aportará un cierto estado de felicidad.

Engordar depende de tí, de lo que comas y con qué bebidas lo acompañes. 

<< Go back to the previous page