Blog

¿DEBO DECANTAR UN VINO?

La mayoría de los vinos pueden servirse directamente de la botella, pero hay otros que ganan con el proceso de la decantación.
Verter el contenido de una botella en un decantador o contenedor de vidrio mejora la percepción del vino de dos formas: primero elimina los eventuales restos de corcho u otro tipo de residuo, y segundo permite oxigenarlo para que sus aromas se volatilicen y se expresen de mejor manera.
En el caso de los vinos antiguos, la decantación vivifica los vinos. Sin embargo también puedes decantar vinos jóvenes o maduros con varios años de guarda. Entre una a dos horas decantado se vuelve más suave y redondo. Pero no decantes el vino con demasiada anticipación porque puedes perder su frescura y vitalidad.
¿Forma de hacerlo? Muy fácil. El contenedor debe estar limpio. Te recomiendo incluso que lo aclares antes de utilizarlo para eliminar los aromas químicos de la limpieza o el posible olor a cerrado del recipiente. Después descorcha la botella y viértela lentamente en el decantador sin llegar hasta el fondo, dejando una pequeña cantidad en el fondo.

<< Go back to the previous page