Blog

INTENSAS LLUVIAS DE SEPTIEMBRE

Vivimos un momento climático muy cambiante y el viñedo lo sufre. La falta de agua es un gran problema, pero el exceso de lluvias puede llegar a serlo.
El agua es imprescindible para el viñedo. Sin agua la vid no crece, pero ¿qué pasa cuando el viñedo recibe el exceso de agua?. Si llueve demasiado puede convertirse en un gran problema.
Durante la época de crecimiento de la vid, el exceso de agua puede ser perjudicial. Si llueve demasiado en esta época la parte verde se concentra en crecer y crecer y se olvida de destinar azúcar a la formación y crecimiento de la fruta.
Además el excesivo crecimiento de la vegetación creará un exceso de sombra al viñedo que a su vez también limitará el crecimiento de la uva y facilitará el desarrollo de hongos tales como el mildiu que puede poner en riesgo la salud de la vid.
En los casos muy extremos las raíces de la vid podrían llegar a saturarse de agua y morir si en el viñedo llueve mucho y la tierra no tiene suficiente para drenar el exceso de agua.
En definitiva, el gran problema se encuentra en viñedos que han sido pensados para aclimatarse a una región seca, y por cambios de climatología en esta región llueve mucho de forma intensa en época de crecimiento.
El cambio climático es sin duda un gran reto para la producción de vino (y ara la agricultura en general) y si bien la mayor amenaza es el aumento de las temperaturas y la sequía, en determinados casos el exceso de lluvia puede llegar a convertirse también en un problema.

<< Go back to the previous page