Blog

¿PUEDO ORGANIZAR UNA CATA DE VINOS EN CASA?

Pues la respuesta es que sí y además te damos unas pautas para no morir en el intento.
Lo primero y más complicado es buscar la temática. Nunca organices una cata sólo de vinos tintos o blancos o espumosos puede resultar muy monótona y al final aburrida. Tampoco es recomendable introducir varias zonas vitícolas porque puede dar lugar a confusión y a no saber ni qué estamos catando.
Lo mejor es centrarse y buscar un buen hilo conductor, por lo tanto elige una DO o una zona para plantear tu cata. Seguro que la mayoría de vosotros habéis hecho alguna escapada últimamente dónde hayáis encontrado algún tesoro que compartir. Puedes comenzar la introducción con temas turísticos, sitios que visitar y establecimientos hosteleros recomendables antes de meterte de lleno en la cata.
Una vez presentada la zona tenemos que presentar a los actores como mejores embajadores, los vinos. No es necesario seleccionar muchas botellas con tres o cuatro sería suficiente, nunca más de cinco y la última sería recomendable algún licor o espumoso, algo diferente. Debes ofrecer con cada vino una información concisa sobre qué van a tomar tus invitados como el tipo, variedad, añada…No es nada técnico, no te agobies. Si además organizas un picoteo o aperitivo con cada vino seguro que surgirán muchas conclusiones interesantes sobre mil temas.
Tampoco hace falta gastarse una fortuna, aunque siempre dependerá del poder adquisitivo. Te recomiendo que no más de 10 €/botella. Dentro de ese margen tienes un abanico infinito de posibilidades.
Vais a catar y ¡no a beber!, por lo que una botella puede dar para catar a unas 10-12 personas e incluso hasta 15, pero no es plan de quedarse corto.
La mejor hora es siempre antes de la comida y de la cena, teniendo en cuenta que la cata no es sustitutiva de ninguna de las dos, sino simplemente un previo divertido.
Así que ya sabes, a perder los miedos y a por ello!

<< Go back to the previous page