Blog

LA CRIANZA TRAS LA VENDIMIA

Tras la fermentación y con el objetivo de eliminar sustancias sólidas se realizan los procesos de trasiego, clarificación y filtración del vino, y la cosa sigue…A continuación comienza la última fase, la que convierte a nuestros vinos en únicos.
Los vinos ya limpios y preparados para su crianza, muestran sus verdaderas cualidades al terminar la fermentación y según su potencial, se convertirán en crianza o reserva. Para ello llenarán barricas de primerísima calidad de roble. Este proceso es meticuloso y se controlan cada una de las barricas para asegurar la mejor unión de madera y vino.
De la barrica pasan a la botella, donde también reposarán un tiempo determinado y es aquí donde nosotros dejamos de actuar para dejar que actúe el sabio tiempo.
Una vez cumplidos los plazos establecidos, las botellas se engalanan con su etiqueta saliendo de la Bodega y comenzando su viaje hasta ti, consumidor final.

<< Go back to the previous page