Blog

LA MADURACIÓN DE LA UVA

La maduración de la uva es el periodo correspondiente al desarrollo del fruto. Este periodo viene a durar una media de unos 45 días: se inicia generalmente a mediados de verano para finalizar a inicios del otoño (en latitudes correspondientes al sur de Europa).

Uno de los cambios que se dan en la maduración es el aumento del peso de la uva. La uva pasa de tener el tamaño de un guisante a su tamaño normal, y de ser más bien dura, a ser jugosa, carnosa. El aumento de tamaño es debido a la acumulación de agua intracelular en la planta.

El riego y las precipitaciones en este periodo contribuyen a aumentar considerablemente el tamaño y el peso de la uva: si las precipitaciones son ligeras o moderadas es buena la maduración.

Sin embargo, una lluvia excesiva diluye los compuestos interesantes de la uva que se están formando (lo que se traduce en una uva de menos calidad) e incluso puede producir problemas de pudrición en los racimos.

<< Go back to the previous page