Blog

LA MEJOR ELECCIÓN...UN BLANCO

Ahora que las temperaturas empiezan a moderar sus grados es hora de renovar nuestras referencias vinícolas. Es el momento de transición al otoño dónde es conveniente apostar por vinos ciertamente ligeros y fáciles de tomar. Son vinos que pueden disfrutarse todo el año, pero que apetecen mucho cuando no sufrimos el rigor del invierno, ni los sofocos del verano.

Los vinos blancos son visualmente limpios y brillantes, de colores claros que oscilan entre la gama de los verdes y amarillos. En nariz nos ofrecen olores primarios afrutados o florales, con un marcado carácter de frecura. En boca destacan sensaciones, con aromas en retronasal afrutados y florales en gran armonía y equilibrio.

La temperatura de servicio recomendada oscila entre los 7-10ºC para sacar los aromas frutales. Si se trata de un vino con crianza en barrica elevaremos  la temperatura a los 10-12º C.

En cuanto al maridaje son ideales para acompañar menús de pescado blanco, aperitivos y guisos de pollo y aves.

<< Go back to the previous page