Blog

LA VENENCIA

“ Comprender el vino es ciencia, beberlo es salud y hablar de él es ARTE”


En el post de hoy además nos ocuparemos del arte de la presentación controlado con maestría por el venenciador.
Es uno de los oficios más antiguos del mundo, pues ya encontramos referencias en pinturas egipcias y en cerámicas griegas, pero además es tradicional y muy genuino. Consiste en trasegar el vino de la cuba, desde una considerable altura y con una destreza milimétricamente estudiada hasta el catavinos.
Esta labor nació a partir del comienzo de la utilización de barricas de madera para el almacenamiento y envejecimiento de los vinos y de la necesidad del bodeguero de probar sus caldos. Con esta labor el vino se aireaba y aumentaba sus aromas y sabores.
La venencia, ese pequeño recipiente cilíndrico únido a una varilla, permite llegar a la parte central de la cuba y obtener una pequeña cantidad de vino limpio y brillante que se escanciará en el catavinos, dónde se abrirá y transmitirá todos sus matices al catador.
Es un oficio apto para mujeres y hombres porque sólo requiere mucha destreza, pero si me permites la sugerencia las mujeres representan la elegancia en estado puro, es fascinante su puesta en escena al venenciar. Pura pasión.

<< Go back to the previous page