Blog

QUIEN SABE BEBER, SABE VIVIR

Es el eslogan con el que la FEV realizó una campaña de publicidad en la que se defendía al vino como un producto sano y saludable, parte de nuestra dieta mediterránea y de imprescindible consumo moderado.

Para la mayoría de los consumidores es así, una bebida agradable para degustarla adecuadamente, pero hay una minoría que abusa de las bebidas alcohólicas de forma perjudicial para ellos mismos y para quienes les rodean. Estos efectos catastróficos pusieron al vino en el banquillo de los acusados. Durante los últimos años, sin embargo, el alcoholismo se ha asociado a otro tipo de combinados y bebidas blancas, lo que ha liberado al vino de ser el causante de esa drogadicción.

Se bebe menos vino de lo que la gente cree: apenas 30 litros por persona y año. Hace quince años se bebían 60 litros y hace veinticinco años casi 80 litros. ¿Por qué seguir demonizando este producto milenario?

Vives en el mayor viñedo del mundo, con más de 100 variedades de uva distinta y 69 DO que velan por una calidad de reconocido prestigio en todo el mundo. ¿Te lo vas a perder?

<< Go back to the previous page