Blog

REFLEXIONES SOBRE EL CONSUMO DE VINO

El consumo de vino en el canal Horeca es un aspecto que a los bodegueros nos trae de cabeza en estos últimos años. Y es que es innegable que se han dado una serie de circunstancias que no favorecen en absoluto como el carnet por puntos, normas antitabaco o la propia crisis económica con la que convivimos desde hace tiempo. Pero a parte de todo esto es una realidad que el vino no se valora de la misma forma en los restaurantes. Así pues, el asesoramiento que se realiza a los clientes en los restaurantes de mayor nivel debería trasladarse a los de categoría media, que son los que se encuentran al alcance de la mayoría,y en los que falta esa información al cliente de forma natural y coloquial sobre el vino que mejor marida con su menú, así como su mejor relación calidad-precio. En los establecimientos de categoría media el único estudio que se realiza de los vinos es simplemente la oferta que realiza el distribuidor y la opción más barata, sin importar realizar una selección de vinos basada en un intercambio de impresiones con los productores y sus clientes directos. Esto aportaría un valor añadido al consumo de vinos en el canal Horeca.

Estamos cansados de escuchar "la comida estupenda, el vino fatal...no volveré jamás". Y es que el vino enriquece las comidas, favorece las relaciones sociales y es ideal para cualquier tipo de celebración. ¿Por qué servir vinos tan nefastos?, ¿por qué grabar una botella de vino con un margen tan excesivo?, ¿por qué no se cuida la temperatura o el servicio?...En resumen, ¿por qué no se cuida el vino en la hostelería media?. Aún no hemos encontrado la respuesta, pero te invito a esta reflexión.

<< Go back to the previous page