Blog

TIPS PARA QUE EL VINO MARIDE CON TU VIDA HEALTHY

Una de las dudas recurrentes cuando nos ponemos a dieta es si podremos seguir disfrutando de nuestras copas de siempre. El vino está lleno de propiedades, pero no podemos olvidar que se trata de una bebida alcohólica que debe consumirse con moderación.

Consumir alcohol es un aporte calórico: a mayor graduación, más calorías. En el caso del vino, 125 ml de vino tinto contiene justo 125 calorías, mientras que en el caso del vino blanco son 100 calorías para esa misma cantidad. Teniendo en cuenta las calorías que se deben consumir a diario (3000 en el caso de los hombres, 2200 para mujeres), lo recomendable sería consumir 150 ml al día, lo correspondiente a una copita.

Otro factor a tener en cuenta es la comida que se acompaña. ¿El truco para no pasarse? Nunca empieces a beber con el estómago vacío, así no caerás en la tentación de saltarte la dieta.

Por supuesto, una vida sana implica hacer ejercicio con regularidad y cuidar la alimentación pero, con cuidado y moderación puedes mantenerte en forma y seguir disfrutando de tu vino preferido.

<< Go back to the previous page