Blog

UNA INVITACIÓN, UNA ETIQUETA

" Un cartel es un grito pegado a una pared "

Una etiqueta de vino es una invitación pegada a una botella que habla de una historia, de la Bodega, de sus gentes, de su disfrute,...

Las etiquetas de vino clásicas sólo nos comunican el nombre del vino, ya que hasta hace unos años no hacía falta nada más, como mucho se acompañaba de una imagen o ilustración de la Bodega. Hoy en día todos apostamos por los vinos de calidad y esa metamorfosis, que las Bodegas estamos experimentando en los últimos años, tenemos la necesidad de transmitirla.

Las etiquetas son la mejor carta de presentación. El vino comienza a comunicarse con el cliente a través del papel, de su ropa, igual que nosotros, nuestra forma de vestir dice todo sobre cada persona y sobre lo que quiere transmitir al mundo. La etiqueta, como ropa del vino, transmite los primeros datos a quien va a beberlo, a disfrutarlo y es decisiva para invitar a probarlo. Se trata de conseguir la mayor expresividad.

Elegancia, tradición, modernidad, desenfado, ironía...Todo es lícito para una etiqueta, siempre y cuando cumpla su función y sea convincente invitación pegada a una botella.

<< Go back to the previous page