BROTACIÓN DE LA VIÑA

BROTACIÓN DE LA VIÑA

Los pájaros cantan, los campos florecen y la vid despierta. El ciclo se inicia con el desborre a principios de la primavera manifestándose el crecimiento de la yema. Cuando éstas comienzan a hincharse, las escamas protectoras que las recubren se abren y la borra aparece al exterior, “la vida se abre camino”.
Tiene lugar al comienzo de la primavera, momento en el que empiezan a aparecer los primeros brotes verdes que dan inicio al ciclo anual de la vid. Las yemas se convertirán en el punto de partida de los futuros pámpanos y racimos, así que una de las tareas determinantes en el campo consistirá en seguir de cerca esta evolución para garantizar el correcto equilibrio de la planta y una cosecha con excelentes frutos.
Los brotes empiezan a crecer en los desnudos sarmientos, momento en el cual la vid es muy frágil porque sus tallos nuevos son tiernos y delgados. Una helada o tormenta puede dañarlos e impedir el correcto crecimiento de la uva.
La brotación es un proceso continuo que dentro de unas semanas, con las temperaturas subiendo poco a poco, nos mostrará un escenario de viñedos vestidos con una amplia gama de hojas de color verde fulgurante. Es un verdadero lujo salir a pasear por el campo y ser espectador privilegiado del ciclo de la vida, desde ahora hasta el comienzo del otoño, que será la antesala de los excelentes vinos que beberemos en un año.

Agregar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *