DESFANGADO DE MOSTOS

DESFANGADO DE MOSTOS

El desfangado es una operación que consiste en separar el mosto de su excedente de partículas en suspensión y se realiza en general por sedimentación. Los compuestos recuperados del fondo del recipiente forman un depósito denso llamado fangos o lías.

Permite eliminar las partículas gruesas y compuestos indeseables antes del arranque de la fermentación. Esto no es una operación indispensable pero es una primera clarificación de los vinos y una garantía del desarrollo normal de las fermentaciones. El desfangado tradicional se realiza en recipientes por sulfitado y decantación, algunas veces puede reforzarse mediante adición de enzimas pectolíticas y/o enfriamiento.

En las bodegas que tratan volúmenes importantes, el desfangado se realiza por centrifugación, flotación o filtración por tierras, pero estas técnicas no dan lugar a vinos de calidad.

Un desfangado demasiado intenso puede reducir las características aromáticas propias de la variedad y producir vinos con aromas fermentativos violentos, dar lugar a dificultades de fermentación alcohólica, y en resumen dar vinos demasiado “despojados”. La calidad de un desfangado puede apreciarse midiendo el turbio residual también llamado turbidez.

Agregar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *