¿ABRIMOS UN ESPUMOSO?

¿ABRIMOS UN ESPUMOSO?

Los espumosos deben servirse fríos. De este modo resultan más agradables al paladar, pero
también menos peligrosos al abrir, ya que la presión es menor. Después de sacar la botella de
la cubitera debes secarla cuidadosamente para evitar accidentes a la hora de abrir, así como
debes evitar sacudirla o dirigirla a otra persona.
¿Probamos a descorchar?
PASO 1: Quita la cápsula para descubrir el morrión y el corcho, con una navaja o tenazas de
sumiller, o con un cuchillo normal.
PASO2: Afloja suavemente el alambre retorcido del morrión, manteniendo el pulgar sobre el
corcho.
PASO 3: Sigue destrenzando el morrión sujetando el cuello de la botella con la otra mano.
PASO 4: Retira el morrión mientras sujetas firmemente el corcho con la otra mano.
PASO 5: Agarra el corcho con una mano y la botella con la otra. Haz girar con suavidad la
botella (nunca el corcho). Ten cuidado con la dirección hacia la que orientas la botella.
PASO 6: Saca el corcho con precaución, ayúdate del pulgar y del resto de los dedos, cuando
comience a subir por el cuello.
PASO 7: Ten a mano una copa tipo flauta para verter líquido que pudiera derramarse, y para
servir inmediatamente el espumoso.
PASO 8: Brindar por lo bueno que tengamos en la vida y porque pase pronto este mal sueño
que estamos viviendo. ¡Mucha salud a todos!

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la Política de privacidad * for Click to select the duration you give consent until.