EL ARTE SUBJETIVO DEL MARIDAJE

EL ARTE SUBJETIVO DEL MARIDAJE

El maridaje es el arte de combinar platos y vinos con el objetivo de lograr una sinergia de aromas, e incluso, de colores.
La armonía se busca en distintos aspectos sobre todo teniendo en cuenta que la lengua distingue cada sabor de una forma específica dulce en la punta; salado en los laterales cerca de la punta; ácido en los laterales encima del salado y amargo al final de la lengua.
El servicio también es importante, así pues las normas genéricas básicas serían las siguientes:
• Servir el vino antes que los platos, con el fin de valorar sus olores
• Secos antes que dulces
• Jóvenes antes que crianzas
• Órden: 1º blancos, 2º rosados, 3º tintos, 4º dulces
Y la combinación o maridaje con los alimentos es lo que provoca la explosión de sensaciones, por ejemplo:
– Patatas y guisantes: dulces o semidulces
– Escarola y endivias: blancos afrutados
– Alcachofa: rosados afrutados
– Tomate: rosados y tintos jóvenes
– Pasta: rosados afrutados
– Salmón ahumado: blancos afrutados
– Marisco: blancos y espumosos
– Carne blanca: tintos jóvense
– Carne roja: tintos crianzas y reservas
– Fruta blanca fresca: vino blanco afrutado
– Postres (natillas, torrijas, arroz con leche…): moscatel
– Etc…

¿Te parece bien suscribirte a nuestro club?. Así no te perderás las próximas novedades. 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la Política de privacidad * for Click to select the duration you give consent until.