Un vino para cada copa

Un vino para cada copa

El sabor es diferente y mejor cuando se bebe en la copa apropiada. Por exagerada que pueda parecer, esta afirmación ha sido demostrada en la práctica, en catas comparativas.

Los elementos que hay que tener en cuenta en la elección de las copas son, por orden de importancia, su forma, su tamaño y el material del que están hechas. A esto hay que agregar factores tradicionales, pues muchas regiones vinícolas poseen su propio tipo de copa.

Algunos ejemplos son:

  • COPA BURDEOS: es la más empleada para tomar vinos tintos. En forma de tulipán, amplia y alta, permite que los vinos intensos se oxigenen y se puedan oler bien.
  • COPA PARA BLANCOS: copa con cáliz amplio y boca más cerrada, adecuada para los vinos blancos fermentados en barrica.
  • CATAVINOS: diseño especial de copa para catas profesionales. Permite hacer girar el vino con facilidad para liberar sus aromas.
  • COPA FLAUTA: indicada para espumosos como el cava. De forma alargada, se llena hasta las tres cuartas partes para observar el ascenso de las burbujas y apreciar la calidad y el color del vino.
  • COPA DE AGUA: su boca más recta y amplia que la de las copas de vino, permite ingerir mayor cantidad de líquido.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la Política de privacidad * for Click to select the duration you give consent until.