Origen aproximado del viñedo

Origen aproximado del viñedo

Los orígenes del cultivo y explotación de la vid son históricamente muy lejanos. La vitis vinífera, la vid productora de vino, quedó reducida tras las glaciaciones a zonas muy restringidas, entre ellas la Península Ibérica, aunque las poblaciones prehistóricas se limitaban al consumo de los frutos. El paso de esta planta de su estado salvaje a su cultivo y vinificación parece que sucedió en el Neolítico tardío, en alguna área de Asia. Desde allí se fue difundiendo a lo largo de todo el Mediterráneo gracias a los flujos comerciales y culturales de fenicios, cartagineses, griegos y romanos durante toda la Antigüedad. Los griegos le dieron al vino una profunda carga simbólica, al convertirlo en un signo de civilización y este camino fue continuado por los romanos, verdaderos impulsores de la vid y su cultivo, principalmente en el siglo I antes de Cristo. En este punto debemos mencionar la enorme importancia que para el viñedo tendrá la aparición en la liturgia del cristianismo que, a partir de la conversión de Roma, se extenderá por toda Europa. Con la fe como argumento, Roma primero y los monjes medievales después se convertirán en los verdaderos difusores del cultivo de la vid.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la Política de privacidad * for Click to select the duration you give consent until.